¿Qué hago? Soy una Maestra de infantil que viaja entre diferentes ámbitos. Voy y vengo entre lo que me gusta, entre lo que me apasiona y fundamentalmente, lo que me hace feliz. Por ello, aquí os quiero mostrar un poquito de todo lo que hago y lo que podéis encontrar en mi vida diaria.

Maestra de infantil

Enseñar es mi pasión, compartir aprendizajes mi ilusión y provocar sonrisas mi mejor emoción.

Aquí, en este pequeño rincón de mi página, quiero mostraros un poquito de mi día a día en un aula, una de mis pasiones que es la enseñanza y como empezó todo hasta llegar a donde me encuentro hoy.

Llevo en el corazón esta profesión desde niña, mi juego favorito era dar clase a mis muñecos y leer cuentos a mis peluches. Sin embargo, cuando empecé el colegio mi sueño empezó a cumplirse junto a mi profe Pili. Pili es una gran maestra, siempre me dio la mano para soñar, nunca me cortó las alas y me ayudó a navegar en un barco hacia mis ilusiones.

Crecí queriendo ser como ella, nunca me alejé de su compañía y cuando después de muchos años entré en Magisterio, la primera persona a la que llamé fue a ella. Me siento orgullosa de tener un gran referente, un hada madrina que me da polvos mágicos cada vez que lo necesito.

En 2017 pude celebrar por todo lo alto, con mi título en mano, que por fin era maestra. Mi intención era sumergirme de lleno en la Oposición, caminar hacia una plaza fija en el 2º ciclo de Infantil (3-6) pero debo confesar que los descubrimientos en el primer ciclo, te producen sensaciones que no son comparables a ningún camino ya conocido.

Pero quién me diría a mi que poco tiempo después, en menos de un año, alcanzaría una de mis metas. Encontré un gran trabajo en un buen rincón de aprendizaje. Algo que, aquí en Galicia, está alcanzando mucho protagonismo; las Casas Nido. Proyectos que comprenden la educación en el primer ciclo con pocos niños, favoreciendo la conciliación familiar y permitiendo a los niñ@s una conexión temprana. Actualmente trabajo en la Casa Nido, Avelaiña. Allí tengo mi propia aula «Los lunares» y puedo, por fin, trabajar acompañada de mis mejores aliados: los cuentos.

Soy una adicta a la literatura infantil, a los cuentos y a los mundos mágicos que se esconden en sus historias. Camino siempre acompañada de ellos, nunca me dejan sola y me permiten trabajar valores que sin ellos, nunca tendría la posibilidad de llevar a cabo.

Dentro de mi aula, además de cuentos introduzco proyectos innovadores, juguetes de todo tipo, rutinas y el trabajo de emociones. Aunque para mi, lo mejor de todo es compartir con ellos segundos, recuerdos y colecciones de momentos. Porque aunque a veces creamos que en 0-3 se camina entre sueño y comida, sus avances dejan grandes huellas que si los observamos, nos enseñan las claves perfectas para conocerlos a fondo.

 

Viva la vida, mientras el mundo gira
entérate vivir nos hace fuertes
soñar es de valientes

Rosana

Cuentacuentos

¿Cuentista? Si, eso soy. Una maestra de infantil cuya pasión son los cuentos infantiles y que comparte con vosotros de una manera alocada cada historia que me produce alguna emoción interior.

En ellos se esconden grandes secretos, aventuras, vivencias  y personajes. Pero también magia, ilusiones y gran cantidad de valores.

Son para mí los mejores compañeros porque aunque puedo leerlos y descubrirlos en mi vida diaria; contarlos me ayuda a hacer felices a los niños y eso es, una de las mejores cosas que ofrece esta profesión. Puedo ponerles voz, disfrazarme, convertirme en sus protagonistas, soñar con ellos, hacerlos partícipes de cada historia, darles alas para volar, tratar infinidad de temas, compartir momentos… Es una de las mayores riquezas que tengo.

Puede que a veces grite demasiado, me emocione en exceso y parezca una pequeña payasa de circo. Sin embargo, puedo decir que leer un cuento no es lo que me inspira dentro de este trabajo; sino aprenderlo, ponerle mi propio ritmo y darle vida según el momento. En ocasiones las cosas necesitan cambios, otras la historia es perfecta pero creo que para ser una buena cuentista, lo importante es darle un toque personal.

Hoy en día la literatura infantil no acompaña solo a niños y niñas, sino también a familias, educadores, maestros y soñadores. Es una alegría poder compartir con ellos esta pasión  y vivir cada cuentacuentos con emoción y alegría.

Nunca pensé que alguien confiaría en mí para compartir mis cuentos o mis locuras pero un buen día, sin esperarlo, llegó Yoli a mi vida desde la librería Soños de Papel y me enseñó que los sueños se cumplen.

Gracias a ella nacieron otras aventuras, otros lugares y otros momentos que me dieron alas para seguir caminando entre cuentos.

Soy feliz poniendo voz a las historias y espero que algún día todos los que amais los libros, vengais a verme y disfrutar conmigo.

En cada trabajo que se debe hacer, siempre hay un elemento de diversión.

Mary Poppins

Reseñas de libros

Leer y escribir; una combinación perfecta para seguir soñando. Una mezcla idónea para todos los amantes de la

literatura infantil y las aventuras que hacemos reseñas para acercaros a cada cuento.

Cuando era niña tuve mucho interés en aprender a leer pronto y poco a poco, lo logré. Pasados unos meses, escribir era una de mis grandes pasiones. Cada noche escribía en mi diario, inventaba cuentos y leía cada minuto libre para seguir escribiendo. Fui creciendo pero nunca dejé de hacerlo, quizá ya no era una rutina nocturna pero si algo habitual que me acompaña desde siempre.

Años después, cuando ya estaba en la carrera, abrí un pequeño blog donde contaba a las familias las aventuras en el aula de prácticas. También recomendaba cuentos, hablaba de mis libros preferidos y relataba historias sobre mis sueños pendientes.

Tras eso llegaron mis redes sociales, donde escribir sobre cuentos se convirtió en mi mejor regalo. Poco a poco, con pocos seguidores de la mano pero siempre con ganas de luchar, de seguir adelante y de seguir cumpliendo sueños. Ahora, me aventuro en esta página que espero que os de muchas alegrías y que juntos, formemos un gran equipo donde los cuentos sigan siendo siempre nuestros mejores amigos.

Gracias por tanto, porque sin vosotr@s como lectores, nada de esto sería posible y mis reseñas, seguirían guardadas en un diario infantil con páginas rosas pendientes de enseñar al mundo.

La imaginación es la única arma en la guerra contra la realidad.

Alicia en el País de las Maravillas