Educar con los libros

Leer hace a los niños más autónomos, más felices y más capaces de seguir luchando. Leer ayuda a cumplir sueños, a emocionarse y a conocer mundos nuevos.

La educación es una labor muy compleja que tanto educadores, como maestros como familias tenemos en nuestras manos. Vivimos en una realidad donde las leyes cambian, los estereotipos están muy presentes y los cambios son muy lentos en lo que a educar se refiere. Nos movemos en barcos sin puerto donde no siempre sabemos qué sucede pero siempre tenemos claro que dentro de esto, los libros son grandes compañeros.

No hablo de libros de texto, esto nos llevaría a un gran debate que nada tiene que ver ahora mismo; sino de cuentos, álbumes ilustrados o libros educativos. Esta combinación de libros de la que os hablo, bajo mi punto de vista, es imprescindible para alcanzar una buena educación.

Considero que leer o acompañarse de cuentos es fundamental para crecer interiormente y por ello, os muestro algunos de los puntos que, para mí, pueden ser mucho más sencillos con un cuento en mano:

  • Ayudan a controlar las emociones y diferenciarlas.
  • Muestran diferentes valores y ayudan a interiorizarlos de una forma más sencilla y lúdica.
  • Favorecen la introducción en la lectoescritura.
  • Conectan con los temas sociales más actuales.
  • Fomentan el desarrollo de la creatividad y favorecen la imaginación.
  • Conectan con la magia y la fantasía.
  • Etc

Como podéis ver, son muchos sus beneficios (hay otros muchos) y si trabajamos para ello, podremos ayudar a que los niños quieran leer, les guste hacerlo y se sientan cómodos entre los cuentos. Aquí os dejo también un enlace  de una conocida página, que os muestra como favorecer la lectura o como conseguir que los niños no odien hacerlo.

Fomentamos la lectura 

secretos, consejos, trucos fomentar la lectura niños leer libros cuentos

Yo como persona, como amante de la literatura y como maestra no creo en un mundo sin libros; en una educación sin cuentos o un aula sin biblioteca.

Por ello, todas mis propuestas así como mis trabajos, giran alrededor de ello y considero que una educación sin libros, no será nunca una tarea óptima. Quizá cuando me leáis lo veáis como una opinión personal, pero yo, no concibo educar sin libros ni tampoco vivir sin ellos.

Además, aunque sean muchas las familias o docentes que opinen que siempre habrá niños y niñas  a  los que no les guste leer… Yo creo que siempre existe un por qué para todo; y en este caso, lo habrá también. Como bien dije, leer da felicidad y si descubren su esencia, lo amarán también. Por eso, para que amen los libros es muy importante que puedan elegir; que decidan los temas que más llaman su atención, que busquen las temáticas que más los motiven y no sentirse nunca obligados a hacerlo.

La motivación es, sin ninguna duda, fundamental para cualquier actividad que se lleve a cabo con niños. Para comenzar un proyecto, para introducir un nuevo tema de trabajo o para impulsar una actividad de trabajo siempre debemos tener un hilo conductor, algo que los motive y que despierte su curiosidad. De este modo, podremos realizar cualquier cosa con ellos; y  la lectura, sigue ese mismo patrón.

Algo que también considero importante siempre es el ejemplo. Si en casa leemos, tenemos una rutina y observan que forma parte de nuestra vida; ellos lo verán como algo común  y será más sencillo acercarlos a la lectura.

Es cierto que me gusta leer desde niña, que los cuentos me han acompañado directamente a lo largo de mi vida pero mi adicción real a los álbumes ilustrados nació hace cuatro años y actualmente, tengo muchos ya en mi biblioteca. Sin embargo, no solo leo cuentos sino que me gusta leer libros relacionados con educación, con los cambios en las aulas o con las diferentes metodologías. Pero también me gusta leer novelas; de esas que me sumergen en historias bonitas y románticas o que hablan del amor a la lectura.

Esto es solo el principio de una página donde poco a poco, os iré contando muchas más cosas sobre literatura, educación y mis propias experiencias. Espero que mis aportaciones sean de utilidad para todos y que podamos compartir muchas más vivencias, porque compartir, es vivir.

Profe Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *