Pollito Morado

Un huevo diminuto que ha ido creciendo hasta salir del cascarón y mostrarse a todo el mundo. Así nació Pollito Morado.

La historia de hoy, Pollito Morado,  viene de la mano de Babidibú, escrita e ilustrada por Cris&Cris (Cristina Hernández Garrido) y definida por ella misma como soñadora profesional. También educadora infantil y social, enamorada de los cuentos y emocionada por presentarnos su primera publicación.

Cuatro huevos de colores diferentes, cuatro pollitos a punto de nacer… No se sabe su color, tampoco su habilidad, pero serán cuatro hermanos con un gran misterio por descubrir. ¿Cuál será el más especial? ¿Todos harán lo mismo? ¿Tendrán el mismo color?

Muchas preguntas, mucho misterio y de repente: CRAC CRAC! Los huevos empiezan a romper y los pollitos nacen para saludarnos. Llegan para quedarse y cada uno con algo para enseñar…

«Flap Flap Flap» el pollito Verde volando del huevo salió y en el mundo aterrizó.

«La La La La» el pollito Rosa cantando su huevo abrió.

«Pio Pio Pio Pio» el pollito Amarillo a piar a los demás enseñó.

 

Y ¿quién faltaba en esta familia? 

De repente otro huevo rompió un día después y un pollito diferente nació. Morado se llamaba y algo inesperado vieron los demás; este pollito nuevo sabía: BESAR!

¿Alguna vez has visto a un pollito Besar? Pues este si lo hacía y qué besos de colores tan bonitos dejaba por todos lados 🙂

Una historia breve, cuatro pollitos de huevos diferentes, cosas inesperadas y habilidades para mostrar. Un cuento con fondo, con magia y con ganas de sorprendernos.

¿Os gustan los animales? ¿Os gustan los cuentos con valores escondidos y aventuras animadas? Pues aquí tenéis uno especial y diferente.

*¿Qué podemos hacer con este cuento?

-Un huevo mágico: Con un huevo grande de polispán podemos decorarlo, cortarlo como un huevo que se ha roto y dentro colocar cosas sorpresa. Así cuando lleguen al aula se encontrarán con esta sorpresa, descubrirán nuevos objetos y podrán aprender sus utilidades dando vida a la historia del cuento.

-¿En qué soy buen@?: En la pizarra del aula o en un nuevo mural para decorar en la pared pondremos una tabla. De un lado escribimos algo en lo que sean buenos y del otro, algo que quieran aprender a hacer. Así podrán ir observando sus avances y darse cuenta de que todos somos diferentes pero a la vez únicos.

Gracias por leerme una vez más y a seguir de aventuras, entre cuentos.

Hasta pronto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *