«Podridos»

Hoy quiero hablaros de un gran libro que hace tiempo tengo conmigo y me muero de ganas por enseñaros. Editado por Acualetras Editorial, escrito por Nacho Terceño e ilustrado por Desirée Acevedo os presento a  «Podridos», un álbum para recordar y disfrutar.

Marta y Andrés, conocidos por «Los Gómez», son dos agricultores que viven lejos del mercado y que la plantación de sus tomates es algo que cuidan como sus mejores tesoros. Sin embargo, están tristes porque sus tomates no llegan al mercado como ellos los han cogido de sus hermosas plantas. Sus queridos tomates que eran «rojos, ricos, grandes y apretaos» llegan allí «morados,pobres, pequeños y arrugaos» y ellos, buscan una solución.

Todo el mundo les grita «Podridos, podridos» cada vez que ven sus tomates pero ellos no se rinden y aunque les duele estos gritos, luchan para que sus tomates lleguen perfectos al mercado y todos puedan disfrutarlos. Durante esta lucha, les duele que los demás no aprecien su esfuerzo, su gran trabajo para que estos alimentos lleguen bien al mercado y empiezan a buscar opciones para lograr su objetivo: tomates rojos, ricos, grandes y apretaos!

 

Buscan otras formas de llegar, intentan atajar por otros caminos, piensan nuevas estrategias, cuidan con más ganas sus plantas pero cada vez que vuelven al mercado, vuelven a gritarles de nuevo. Poco a poco la historia avanza y nos deja como moraleja que si tenemos paciencia, luchamos y lo intentamos, todo llega.

 

No quiero desvelaros más porque esta historia merece ser leída, contada y disfrutada al 100% sin conocer el punto final de estos grandes  tomates y sus dueños.

Además durante la historia podemos observar pequeñas huellas ocultas de otros cuentos, clásicos o no tanto. Porque la tierra de estos dos mágicos personajes esconde todo lo que podemos ver si miramos con ojos de un buen lector. ¿Queréis descubrirlos todos? Pues a leer ¡Podridos! y empezar con ganas desde la primera página porque, si algo nos dejan claro sus personajes esque nunca podemos perder las ganas.

Esta historia que nos recuerda que si queremos, podremos lograr nuestros objetivos y cumplir nuestros sueños. Que nunca debemos rendirnos, la espera o el camino puede ser largo pero la recompensa será mejor.

Yo os confieso que los Gómez ya han aterrizado en mi mundo de cuentacuentos, que ha sido una de las historias que más me ha divertido contar y que nunca vi a los peques tan emocionados con unos tomates como al conocer este cuento.

He pasado con ellos una gran mañana en Soños de Papel pero siempre tengo ganas de más y pronto, volveré a hacerlo! Por eso, os recomiendo que no os perdáis esta aventura 😉

Hemos compartido un rato entre actividades, risas, canciones, dibujos y muchos tomates!

  • Y ¿qué podemos trabajar en el aula, en los cuentacuentos o en familia?

«Tomatito»: Para esta actividad tan guay donde podremos hablar de la importancia de comer sano, necesitamos: tomates cherry, papel celofán, lana verde y ganas de pasarlo bien! Con un trocito de papel celofán rojo, colocaremos varios tomates cherry formando un gran tomate que ataremos con lana verde y podremos decorar. Lo llevarán con ellos a casa y comerán sus pequeños tomates en ensalada, de acompañamiento o solos.

«Plantomatos!»: Un vasito será nuestro mejor compañero para esta actividad que con un poquito de tierra y una semilla de tomate podremos elaborar. Plantaremos nuestros propios tomates, aprenderemos como cuidarlos e iremos observando como crecen hasta dar su fruto. Luego podemos plantarlo en una maceta más grande .

«Canciones o rimas»: Con esas 4 palabras que podemos leer repetidas veces (y tararear con ritmo al contarlo jaja) podremos trabajar con los peques la rima, la canción y las diferentes formas de darle ritmo a un cuento.

«Juego simbólico»: La frutería, el mercado, el compra-vende, los alimentos… Son contextos que dan mucho juego  y con los que podremos trabajar infinidad de contenidos con los peques ya sea en el aula o en casa.

«Manualidades»: Con diferentes elementos como plastilina, pasta de sal, arcilla o incluso globos sensoriales podremos trabajar con nuestros queridos tomates. Las actividades manipulativas son grandes compañeras de viaje con los niños y por ello, esta sería una buena opción.

«Teatro»: La representación es algo muy motivador para los peques que les permite ponerse en la piel de otros, empatizar (algo que nos enseña esta historia), aprender guiones, trabajar en equipo y perder el miedo escénico o la vergüenza. Por ello, este es un cuento que nos puede ayudar a trabajarlo, a representarlo y a mostrar una historia en forma de función teatral realmente atractiva.

«Búsqueda del tesoro»: El mapa que aparece en este cuento nos puede dar jugo para hablar de los mapas, entenderlos e incluso realizar una búsqueda del tesoro que ayude a entender una secuencia, buscar mediante pistas y colaborar  para alcanzar ese tesoro.

Como os digo siempre podríamos hacer muchas más actividades porque cada cuento visto desde el lector puede enseñarnos algo diferente. Entre ellas hay alguna idea de mi querida Ser Maestra, os recomiendo que os paséis por su blog donde encontraréis mucho más 😉

Yo os propongo algunas pero estoy segura que muchos de vosotros haréis otras tantas!

Gracias por leerme y acompañarme una vez más 🙂

Y colorín colorado estos tomates rojos, ricos, grandes y apretaos se van a otro lao!

(Pincha sobre la imagen para ver el booktrailer de Cuentos en la Nube)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *