Día del maestro-maestra

«La educación son las alas con las que vuelan los sueños» 

27 de Noviembre… Día del Maestro-Maestra

Un día marcado en el calendario por su significado, por lo que vale y por lo que muestra. Un día que nos da alas, que nos permite seguir soñando y que no cierra la puerta a ningún maestro o maestra que quiera enseñar.

Es un día para celebrar, para sentirnos orgullosos y para recordar al mundo que todas las profesiones nacen en una misma cuna…nacen en un aula y con una maestra o maestro al frente. Somos la locomotora de cualquier tren de los sueños, somos los capitanes de los barcos más fuertes y somos los que permitimos cumplir los sueños. Quizá no llevemos de la mano un atrapasueños ni tampoco un amuleto, pero si llevamos ganas, motivación y vocación para lograr todo lo que nos proponemos.

Somos valientes para ayudar a otros, somos el segundo contexto de desarrollo, somos el motor de aprendizaje y somos los que dejamos huella en los corazones de nuestros alumnos. Viajamos con rumbo, con mochilas de saberes, con cuentos llenos de historia, con varitas mágicas de ilusión, con un motor de emociones, con palabras de consuelo y apoyo, con alegría y empatía. Somos somos somos… Somos los que enseñamos y por ello, hoy brindamos por nosotros y celebramos que seguimos en pie marcando este día entre otros de un calendario lleno de secretos.

El día que elegí este camino era pequeña, todos creían que cambiaría de idea. Cuando fui creciendo, no me veían capaz y cuando por fin cumplí mi sueño, quisieron cortarme las alas. Sin embargo no me vine abajo, no quise dejar de volar y ahora siendo por fin profe, teniendo un aula y unos alumnos…¡qué felicidad!. Siempre quise quedarme en Nunca Jamás, no crecer y ser capaz de sonreír a todas horas. Ahora en cambio, estoy donde quiero estar, soy lo que quería ser y solo puedo saltar de felicidad por conseguir que un sueño tan bonito se haya cumplido.

Este año, como todos los anteriores, meteré mi anillo de oro en la copa para brindar por mis sueños. Por los que ya he cumplido y los que quedan por cumplir. Soplaré bien fuerte para seguir soñando y siempre, con un libro bajo el brazo y el título de maestra como mi tesoro más preciado.

Gracias a todos los que nos siguen, a los que se agarran de nuestra mano para avanzar y a los que nos llaman «profe» cada mañana porque, sin ellos, no tendría sentido la palabra AMOR.

Hoy es un día especial y si queréis acertar con el regalo perfecto, os dejo una selección de cuentos mágicos para maestros. Todos ellos con una historia increíble, con páginas llenas de recuerdos o instantes, con maestras al timón de un barco de sueños o con metáforas enriquecedoras… Todos ellos con el objetivo principal de EMOCIONAR. Ese verbo al que todas ponemos sentimiento cuando los leemos. Espero que os gusten y que produzcan felicidad allá donde viajen, cumpliendo sueños y buscando sonrisas ocultas en corazones de Maestras y Maestros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Gracias por tanto compañeros!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *